"Aclaraciones útiles"

junio 5, 2010

“Me golpearon en el rostro, me partieron la nariz, y Me torturaron”

En uno de los artículos que venimos analizando, y el cual puede ser consultado en sitios católicos prestigiosos, se puede leer la siguiente crítica contra la Verdadera Vida en Dios:

Errores contra la Revelación

Este “Jesús” herético no se preocupa por ser fiel al Evangelio que Él mismo habría revelado. Tal es la libertad con que lo adapta, llevándolo en ocasiones hasta un sentido opuesto al de la Sagrada Escritura. En un pasaje sobre la Pasión, este “Jesús” dice:

“(…) me golpearon en el rostro, me partieron la nariz, y Me torturaron” (I, 63)

Vemos aquí dos errores: en primer lugar está la innovación a la información expresada en los Evangelios. O sea hay una nueva revelación que aumenta el texto evangélico. En segundo lugar, esa ‘nueva revelación es contraria a la Sagrada Escritura. Pues en el Evangelio de San Juan, (Jo 19,36) leemos:

“(…) pues eso ocurrió para que se cumpliese la Escritura: “Ningún hueso le será quebrado”

Aquí enfrentamos otra contradicción al Evangelio. “

Pedimos perdón al Señor por la falta de respeto, de devoción, de amor, de quien  escribió esta crítica y de quienes la difunden. Nos limitaremos a citar dos  dictámenes forenses sobre el Santo Sudario, los cuales se encuentran también a disposición de quienes lo quieran leer en la Internet:

” El rostro refleja una fisionomía serena y llena de dignidad; pese a mostrar visibles muestras de tortura. Tiene los ojos cerrados, la nariz fracturada, el pómulo derecho y el labio superior hinchados por fuertes golpes ocasionados con una vara. En la frente y alrededor de la cabeza hay 30 heridas, estas fueron hechas por una corona de espinas largas y afiladas, provenientes de arbustos que florecen en el Mediterráneo.”

“En el vértice izquierdo de la naríz hay una zona excoriada y contusa, con fractura del cartílago nasal. Los labios, mentón, bigotes y barba están impregnados de sangre. Regueros de sangre salen de las narices y llegan hasta la barba. Los pómulos, están muy maltratados.

Dice el doctor Judica Cordiglia: “Precisamente allí donde confina el cartílago con el hueso nasal,… la nariz inicia una ligera desviación hacia la izquierda. Se trata, evidentemente, de un bastonazo, propinado por un palo más bien corto y redondo, de un diámetro máximo de 4 a 5 centímetros… El golpe lo descargó un sujeto que se encontraba a la derecha del agredido y empuñaba el bastón con la izquierda.” (3)

El resto de la cara tiene también excoriaciones, coágulos de sangre, hinchazones…

Dejamos constancia que esta crítica fue contestada por la misma Vassula hace muchos años ( Cf. Padre Michael O’Carroll (1993), Vassula Mediadora de la unidad de los cristianos, Apendice III, La Nariz “rota” del Señor, 290-292,) quien cita a varios expertos, entre otros a Monseñor Giulio Ricci, El Viacrucis a la luz del Santo Sudario. 

En el rostro del Sudario se puede leer que hubo una segunda caída la cual muestra una hinchazón notable en el centro de la frente y la fractura del septum nasal. Cuando el Sudario se puso en contacto con la frente, este no tocó los lados de la frente. La hinchazón en el centro proviene del contacto con la tela y dejó su huella, mientras que las zonas adyacente están desdibujadas. Según los dictámenes de los expertos, entre la unión del septum nasal y el comienzo del cartílago, se puede observar una zona cóncava que indica una fractura causada por un golpe.” ( página 25).

También cita la obra: La Sábana de Turín por Antoine Legrand (Ed. Desclée De Brouwer, páginas 128 y 129:

“Lo que es cierto es que en la base de la mejilla derecha, exactamente en la región sigomática del músculo elevador naso-labial, hay una hinchazón causada por un golpe de garrote que también fracturó el cartílago dorsal de la nariz. Ese golpe fue propinado por una mano situada a la derecha y detrás de la víctima que no podía divinar quien lo golpeaba”.

Vassula agrega dos citas de la Escritura:

“Entonces ellos comenzaron a escupirle la cara y a darle bofetadas, diciéndole: “Cristo adivina quién te pegó” ” ( Mt. 26, 67-68).

“… con golpes de vara hieren la mejilla del Juez de Israel” ( Mi 4, 14).

Es sorprendente entonces que varios sitios web católicos de prestigio mantengan el artículo crítico que afirma que Jesús al decir que le fracturaron la nariz y lo torturaron cae en  herejía contra la Revelación, sin la más mínima explicación o reflexión sobre lo que afirman.

La descripción de Jesús sobre Su Pasión en la Verdadera Vida en Dios no incrementa el texto evangélico sino que lo relaciona con la  Santa Síndone, que desde ya lo incrementa mucho más.  Hay por cierto varias revelaciones privadas  que también abundan en detalles no escriturales de la Pasión de Jesús como es el caso de la  Beata Ana Catalina Emmerick.

La pregunta que nos hacemos es sobre la razón de este encono especial con la Verdadera Vida en Dios y contra Vassula,  encono que hasta lleva a los críticos y a sus difusores a perder el don más importante para un católico que es el del santo temor de Dios.

Nota: el 5 de junio se hicieron agregados a este post.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: