"Aclaraciones útiles"

junio 13, 2010

Enseñar a desear a Dios: ¿zalamerías y lenguaje impropio?

“¡Qué me bese con los besos de su boca!” Cant 1, 2

“Tarde te amé, Hermosura tan antigua y tan nueva, tarde te amé. Me llamaste y clamaste, y quebrantaste mi sordera; brillaste y resplandeciste, y curaste mi ceguera; exhalaste tu perfume, y lo aspiré, y ahora te anhelo; gusté de ti, y ahora siento hambre y sed de ti; me tocaste, y deseé con ansia la paz que procede de ti”.
San Agustín.

“Según nuestro autor ( Gregorio de NIza) , este es un beso que purifica toda mancha. Por esa razón el Señor ha reprochado a Simón el leproso: “no me diste el beso(Lc 7, 45). En verdad él habría quedado limpio de la enfermedad si con su boca hubiese atraído la pureza. Sin embargo, no lo puede experimentar, porque no ama, estaba más preocupado de la excrecencia, avaricia que la enfermedad había hecho nacer en su carne y ello le impedía progresar en el deseo de Dios (13)Teología y Vida, Vol.XLVII (2006).368-374

“Nuestro Señor, encendido de amor, estrecha al alma, la junta, la aprieta y la pega a sus labios, besándola con el sagrado beso de su boca y haciéndola saborear sus amores, mejores que el vino. Entonces el alma, engolosinada con las delicias de estos favores, no solamente consiente y se presta a la unión que Dios obra, sino que con todo su poder coopera” (…)  (San Francisco de Sales, Tratado de amor con Dios, VI, 1,5)

“Oh Dios de amor, oh Dios de amor,,, Tu amor excede la medida, es demasiado,,, ¿Por qué, Señor, me amas tan tiernamente a mí, que no soy más que una indigna criatura? (…) Si, Señor: ¡estás loco de amor! Oh Amor, penetra, pasa, rompe,,,¡Basta, Dios mío, basta¡ ¡No puedo soportar este ardor! ( Santa María Magdalena de Pazzi, P. Cepari, Vita, cap. 16, Roma, 1969, Citado en el capítulo 5: Dimensión erótica de la mística esponsal, pag. 132. Padre Alberto Ibañez S.J, Unión con Dios por la oración, tomo II, Oración contemplativa. Convivencias con Cristo, 2010. Nihil Obstat e imprimatur del 2009. )

Como concluimos en el post anterior ese deseo de Dios hacia las almas y la respuesta reciproca que El trata de inculcarnos a través de Su Himno de Amor a la humanidad, la Verdadera Vida en Dios, es considerado por los acusadores críticos una zalamería, una demostración de cariño exagerada y empalagosa propias  del “romance rosa” cuando no la expresión de un deseo desordenado,  “inoportunamente sexual”. Leamos uno de los ejemplos de un crítico extractado de la obra la Verdadera Vida en Dios con el errado método ya conocido de descontextualizar un fragmento del resto del Mensaje:

“Y a propósito de zalamerías:
-«Jesús le dice: ¿Sabes tú a que punto te amo?
-Sí, lo sé, Jesús.
-Entonces, ¿Por qué rechazas Mi Beso? […] ¿No te he dicho ya que tú no me debes rehusar nada? ¿Qué me respondes?
-Que no te rehusaré nada nunca.
-Sí es así. ¿Por qué rechazas Mi Beso Vassula?, no me rehúses nunca lo que te pido. Si te pido una cosa es por Amor. ¡Permíteme besarte, permíteme que lo haga! Ven hacia Mí y siente Mi Beso, un Beso divino sobre la frente. ¿Estás lista?
-Jesús me besó en la frente, dejándome completamente… ¿Cómo podría decir? Me dejó un extraordinario sentimiento de paz en el alma. Mi respiración parecía atravesar mis pulmones e invadir enteramente mi cuerpo, dándome la impresión de ser aire puro» (19-3-87).

El fragmento citado es parte de un mensaje titulado Quiero que tu seas perfecta. Basta leerlo en su totalidad para advertir que puede ser calificado de muchas maneras menos de una zalamería entre Jesús y Vassula y menos aun pueda ser considerado que “parece inoportunamente sexual” como lo indica otro autor crítico.

“-Estoy aquí. Yo soy Jesús. Vassula, elévate hacia Mí. Quiero que tú seas perfecta 1 . Hazme feliz y sé perfecta. ¿Estás dispuesta a ser perfecta?
Yo estaba sin palabras.
-Yo quiero que tú seas perfecta, Yo te lo pido, Vassula.
-Pero, Señor, ¡ser perfecta es imposible en el estado en el que me encuentro actualmente! Ser simplemente buena ya es bastante para mí…
-Vassula, Yo te enseñaré a ser perfecta. En verdad te digo que no es imposible, pero tú debes dejar que Yo te modele. Abandónate completamente a Mí y te formaré como Yo quiero que seas.
-Jesús, ¡yo no creo poderlo ser jamás! Yo soy tan difícil de modelar. ¡Sería como querer modelar una roca!
-Vassula, oh Vassula, ¿tú no tienes confianza en Mí? Yo soy Dios y puedo modelar también las rocas, de todas las formas que Yo quiero. ¿Sabes por qué te he elegido?
-Sí, Señor.
-Pero hay otra razón: te he elegido, porque eres débil y tu debilidad Me encanta. Hija, ven a sentir Mi Corazón. Mi Corazón desea ser amado. Ven a sentir Mi Corazón con tu espíritu. Vassula, ¿estás preparada? Siénteme.
Yo estaba petrificada.
No Me entristezcas. Ven y siénteme. Tú no Me estás sintiendo.
-No, no Te siento. No tengo el valor de hacerlo.
-¿Quieres decirme tu problema?
-Ahora es peor.
-¿Por qué?
Mi dificultad. Me siento incómoda, me siento humillada.
-Vassula, ¿por qué? No Me entristezcas y dime cuál es tu problema.
-Me siento turbada al tocar Tu corazón. Yo me veo como una leprosa que se acerca a tocar a una persona sana. ¿Quién soy yo para acercarme a Ti?
-Cuando te sientas turbada, Yo te amo aún más. Hija, puesto que estamos unidos para toda la eternidad y tú eres Mía, Yo Me permitiré penetrar profundamente en tu corazón. Hacerte Mi esposa Me glorifica y te purifica. Nosotros estamos unidos.
-Sí, Señor, pero ¡mira a qué Te has unido!
-Te amo. Ven, apóyate en Mí ahora.
Más tarde.
-Vassula, siente Mi Corazón.
Sentí Su Corazón, caliente y palpitante por el deseo de ser amado.
-No tienes que turbarte al sentir Mi Corazón. Es tu Dios quien te pide esto, permíteme que te utilice como Yo quiero. Deja que te bese.
Me asaltó una sospecha; ¿será el demonio, que quiere hacerme caer en una de sus trampas?
-Yo soy el Señor Jesucristo. ¡No tengas miedo!
Yo estaba en guardia. A pesar de no sentir al demonio a mi alrededor, yo seguía desconfiando.
-No tengas miedo.
No podía remediarlo. Ese sentimiento de “leprosa” venía a mi mente y no conseguía moverme.
-¿Sabes cuánto te amo?
-Sí, lo sé, Jesús.
-Entonces, ¿por qué rechazas Mi Beso?
-Porque yo no soy digna de un beso Tuyo. (en el fragmento citado por el crítico ha sido suprimida esta frase con lo cual se le modifica el sentido al diálogo)
Vassula, ¿no te he dicho que tú no debes negarme nada? ¿Y qué Me respondiste?
-Que nunca Te negaría nada.
-¡Si! Entonces, ¿por qué rechazas Mi Beso? Vassula, no Me rechaces nunca. Si Yo te pido algo es por Amor. Deja que te bese, ¡permíteme que lo haga! Ven a Mi encuentro y siente Mi Beso, un Beso Divino en tu frente, ¿estás dispuesta?
-Te amo.
Jesús, me besó en la frente, dejándome en un estado de éxtasis. ¿Cómo podré expresarlo? Me dejó un extraordinario sentimiento de paz en el alma. Mi respiración parecía atravesar mis pulmones e invadir completamente mi cuerpo, trasmitiéndome la sensación de ser aire puro. Durante los dos días siguientes me sentía ligera, transparente, como el cristal claro.

________________________________________

1 Mt 5,48 “Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto “.

¿Me pregunto si los críticos habrán leído con el corazón un Mensaje de la VVeD entero alguna vez? ¿Me pregunto si alguna vez se vieron a si mismos como son realmente ante la mirada de Dios? ¿Me pregunto si alguna vez meditaron lo que significa que Dios esté enamorado de las almas al punto de volverse uno igual a nosotros y morir torturado y desangrándose clavado a un madero?

Dejaremos que sea el propio Yavhé que les responda:

Una sombra cruzó mis pensamientos, y estaba pensando otra vez en aquellos, mi Señor, que calumnian Tu Mensaje con furor, especialmente Tu lenguaje de amor.

– Reza por ellos, y bendice a tus perseguidores para que puedan obtener Misericordia en el día del Juicio. La carne y la sangre siempre incubarán el mal y se deleitarán en hacer el mal. Esas mismas almas no hablan de Mi dulzura ni de Mi Divinidad porque sus mentes no saben cómo distinguir Mi Divina dulzura de los deseos de su propia carne y sangre. No, ellos no ven que existe una diferencia. Cuando Yo hablo, paloma Mía, con Mis Labios que están humedecidos de gracia, santidad y dulzura, ellos no comprenden Mis palabras y no pueden descifrar Mi pureza en Mi Magnificencia. Sus corazones están tan endurecidos que les resulta imposible desentrañar la claridad y la Divinidad de Mi Corazón. Esta es la razón por la que estos corazones están eclipsados por Mi Luz, y en su cuerpo y pensamiento efímeros ellos Me acusan de que Mis Palabras son desmedidas y sentimentales. Estos son aquéllos de quienes dije: “ellos son extranjeros para Mí y no Me conocen…”

Ah, Mi delicada alma, tú has gustado Mi dulzura en Mi Divinidad y Yo he proporcionado a tu alma el sabor de Mi Magnificencia y ahora, mírate, mira la inmensidad de tu sed de Mí. Yo, Mi novia, como Novio recién desposado, te he enseñado cómo ser íntima y estar a gusto Conmigo, porque nada es oscuro en Mi compañía. Y tantos han aprendido de ti y he obtenido grandes triunfos de la gracia que te he dado. Cuando tu corazón está ligado al Mío, no hay oscuridad, sino deleite y gozo todos los días de tu vida. 25.09.1997

Efectivamente, muchos aprendimos de Vassula y dejamos que Dios nos enseñe a desearLo y amarLo aun con la plena conciencia de nuestra indignidad. No fueron los “eminentes teólogos” que la acusan de ser un instrumento del demonio, ni los apologetas de la Internet que dicen que el Dios que le habla a Vassula es el dios impersonal de la nueva era ( ¿como ser un Dios impersonal y querer besarnos en la frente?) ni los que coleccionan artículos contra ella, los que nos enseñaron sobre la locura de amor de Dios por cada uno de nosotros – miserables pecadores – y la respuesta que desea de cada alma. ¿Cómo podría un alma aspirar a unirse a Dios sin ese deseo de Dios que quema como Fuego en el corazón?

Les recomendamos a los adversarios críticos de la VVeD que en vez de difundir críticas que rayan el mal gusto como las que nos ocupan mediten la encíclica Deus Caritas Est

La fe cristina, por el contrario, ha considerado siempre al hombre como uno en cuerpo y alma, en el cual espíritu y materia se compenetran recíprocamente, adquiriendo ambos precisamente así, una nueva nobleza. Ciertamente, el eros quiere remontarnos “en éxtasis” hacia lo divino, llevarnos más allá de nosotros mismos, pero precisamente por eso necesita seguir un camino de ascesis, renuncia, purificación y recuperación (Deus Caristas est. N.5)

 y la catequesis de Benedicto XVI sobre San Buenaventura.

“Habría que dejar que las últimas palabras del Itinerarium de san Buenaventura, que responden a la pregunta sobre cómo se puede alcanzar esta comunión mística con Dios, llegaran hasta el fondo de nuestro corazón: «Si ahora anhelas saber cómo sucede esto (la comunión mística con Dios), pregunta a la gracia, no a la doctrina; al deseo, no al intelecto; al clamor de la oración, no al estudio de la letra; al esposo, no al maestro; a Dios, no al hombre; a la neblina, no a la claridad; no a la luz, sino al fuego que todo lo inflama y trasporta en Dios con las fuertes unciones y los afectos vehementes… Entremos, por tanto, en la neblina, acallemos los afanes, las pasiones y los fantasmas; pasemos con Cristo crucificado de este mundo al Padre, para decir con Felipe después de haberlo visto: esto me basta» (ib., VII, 6).”

Tenemos la esperanza teologal de que los autores críticos  recapaciten, se arrepientan y reparen toda la difamación que han derramado por toda la Internet en vez de anunciar el amor de Dios por Su criatura, que se liberen de su mojigatería y reciban la gracia de desear a Dios como El los desea a ellos y a cada uno de nosotros. No es una gracia que a último momento se pueda ir a comprar a los comerciantes de los atrios del templo.

“En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos esta parábola: «El Reino de los Cielos será semejante a diez vírgenes, que, con su lámpara en la mano, salieron al encuentro del novio. Cinco de ellas eran necias, y cinco prudentes. Las necias, en efecto, al tomar sus lámparas, no se proveyeron de aceite; las prudentes, en cambio, junto con sus lámparas tomaron aceite en las alcuzas. Como el novio tardara, se adormilaron todas y se durmieron. Mas a media noche se oyó un grito: ‘¡Ya está aquí el novio! ¡Salid a su encuentro!’. Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron y arreglaron sus lámparas. Y las necias dijeron a las prudentes: ‘Dadnos de vuestro aceite, que nuestras lámparas se apagan’. Pero las prudentes replicaron: ‘No, no sea que no alcance para nosotras y para vosotras; es mejor que vayáis donde los vendedores y os lo compréis’. Mientras iban a comprarlo, llegó el novio, y las que estaban preparadas entraron con él al banquete de boda, y se cerró la puerta. Más tarde llegaron las otras vírgenes diciendo: ‘¡Señor, señor, ábrenos!’. Pero él respondió: ‘En verdad os digo que no os conozco’. Velad, pues, porque no sabéis ni el día ni la hora». (Mt 25,1-13):

_____________

2 comentarios »

  1. “Tú estabas muerta porque nunca Me conociste, pero la Palabra llegó a tu oído y con una bendición te levantó, y con el Aliento de Su Santo Espíritu te revivió y abrió tus ojos; entonces, con un Beso de Su Boca te hizo Su Esposa.

    Yo los salvaré a todos de esta manera.” (VVeD 30.07.91)

    Comentario por admin — diciembre 6, 2011 @ 5:07 pm | Responder

  2. 15.11.90

    “Celebraré Tu Amor para siempre, Yahvé, de generación en generación, mis palabras proclamarán Tu Lealtad, porque yo proclamo que el amor está establecido para durar para siempre y Tu Fidelidad está fundada firmemente en los Cielos”. 1 Pero ahora una teóloga Griega Ortodoxa me está atacando y persiguiendo Tus Mensajes. Oh, Señor, muéstrales que Tú eres mi ayuda y mi consuelo y que solamente a través de Tu gran Amor me has salvado a mí y a otros.

    -Vassula de Mi Sagrado Corazón 2 , Mi Santo Espíritu ha sido tu guía, entonces, no prestes atención a las conclusiones de los teólogos. Ora para que ella también reciba el Espíritu, para entender que los cálculos humanos y las doctrinas de los hombres hicieron de Mi Iglesia un desierto devastador.

    -Señor, ella está escandalizada al haber leído en Tus Mensajes que Tú eres como un mendigo que pide limosna por nuestro amor.

    -Acaso no ha leído ella: “¡Dichosos los siervos a quienes el Amo encuentre despiertos cuando Él llegue! En verdad les digo que se pondrá un delantal, los sentará a la mesa, y se pondrá a servirles Él mismo”. 3 Yo soy conocido no sólo como Omnipotente, Majestuoso y un Dios de Justicia, sino como un Padre Tiernísimo y sólo aquellos movidos por Mi Espíritu, Me llamarán: Abba. Yo soy un Dios lleno de piedad y Mi Misericordia es Infinita.

    -Señor, ella está profundamente perturbada por esta intimidad que tengo Contigo; la llama ¡dulce y sentimental!

    -Ella no ha penetrado Mis Heridas para entender. Si lo hubiera hecho, habría comprendido que estas Heridas Me fueron dadas por Amor a ella. Un hombre no puede tener mayor amor que dar su vida por sus amigos, y ustedes son, todos ustedes, Mis amigos, por los que Yo he dado Mi vida por amor. Pero hija, ésta es la Cruz que Yo he cargado sobre ti. Recuerda, Yo la estoy llevando junto contigo. Para unirlas, 4 la Justicia tendrá que intervenir.

    Continúa aquí

    Comentario por admin — mayo 28, 2012 @ 2:05 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: