"Aclaraciones útiles"

Una confesión de fe ortodoxa de Vassula

Una declaración de Vassula

 “No creo que esta confesión de fe, que responde también a algunas acusaciones, jamás haya sido publicada. Vassula recibió un mensaje del Arzobispo Griego-Ortodoxo de Rodas, diciéndole que si ella obtenía un “sello” sobre dos declaraciones de fe, la “defendería”. Al contrario, cuando esas declaraciones y los sellos le fueron presentados, los rechazó. Vassula no recibió ninguna explicación.
 

Confesión de Fe Ortodoxa

Basada sobre la Iglesia de Cristo Una, Santa Católica y Apostólica

En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, Amen.

“Por lo tanto, un Cristiano se dedica totalmente a Cristo y piensa como Cristo, y se ocupa de los intereses de Cristo y hace de mediador y vive y se mueve en Cristo, y respira y lleva a Cristo y desea únicamente a Cristo; ese es su único beneficio, según San Pablo.” (San Simeón de Tesalónica d. 1429)

Yo, Vassiliki Ryden, hija de George y Maria Pendaki, en respuesta a la reciente prohibición que me fue impuesta por Su Eminencia Kyrillos, Metropolita de Rodas, impidiéndome recibir la Santa Eucaristía y participar como madrina en el Sacramento de Bautismo de un pariente, y para disipar cualquier malentendido y restaurar la verdad sobre mí, hago la siguiente confesión de mi fe ortodoxa y de mi devoción a la Santa Iglesia de Cristo.

Ante Dios y por Su propia Gloria y ante cada ser humano, miembro del clero o laico, confieso con humildad y en pleno conocimiento de la verdad, que no creo en nada que sea diferente o contrario a las enseñanzas de la Iglesia Ortodoxa y de la Doctrina Ortodoxa, tal como están formuladas, expresadas y conservadas en la Santa Biblia, los Sacramentos y por los Santos Padres de la Iglesia, la Santa Tradición y los 7 Sínodos Ecuménicos. No hay salvación que no sea a través de la fe en el Señor Resucitado, Nuestro Dios, Jesucristo, la segunda persona de la Santa Trinidad Consubstancial e Indivisible, fundador de la Santa Iglesia, Católica y Apostólica, que ha sido guiada por el Espíritu Santo a través de los siglos. Fue entregada a los Santos Apóstoles y sostenida por los Santos Padres y por los Concejos Ecuménicos, para que el Reino de los Cielos sea establecido sobre toda la tierra y la voluntad de Dios Padre sea aceptada en los corazones de los hombres. Honoro y venero a nuestra Santa Virgen María, así como a los Santos de la Iglesia a través de los siglos. Confieso que soy una legítima y verdadera hija de la Iglesia Griego-Ortodoxa y mi única preocupación es recordar a la gente la Palabra de Dios, particularmente en esta sociedad “descristianizada”, y trabajar sin descanso en Su viñedo, para que la fe de los tibios reviva, y que los corazones de los indiferentes a Su Palabra se enfervoricen por amor a Dios.

En lo que se refiere a la prohibición que me ha sido impuesta por Su Eminencia Kyrillos, está basada sobre la encíclica emitida por el Padre Kyriakos Tsouros, secretario de la Comisión Sinodal sobre Herejías de la Iglesia Ortodoxa griega, que afirma que “me he alejado de la fe ortodoxa”. Esta Encíclica, creo que es un artículo, que no ha sido estudiado a fondo, ya que jamás fui convocada para ser entrevistada y que jamás se me dio la posibilidad de defenderme y de explicar cualquier malentendido. Sobre todo, ninguna prueba de creencia errónea jamás fue encontrada, y no hay ningún error teológico en mis escritos, que no agregan nada nuevo, y son solamente un recordatorio de las Escrituras. En particular, los 18 puntos que fueron publicados en la revista “Diálogos” por el Padre Kyriakos Tsouros (que los tomó prestados del trabajo de un sacerdote Católico Romano), fueron contestados uno por uno, citando ya sea la Santa Biblia, los Padres de la Iglesia o la Santa Tradición, probando que los escritos de la “Verdadera Vida en Dios” concuerdan con las enseñanzas y la doctrina ortodoxas.

Ahora el único punto sobre el cual el Padre Kyriakos Tsouros funda su posición de que estoy en “comunión” con los Católicos Romanos es, primero, sobre el testimonio que doy en el mundo entero relativo a la “Verdadera Vida en Dios” y, segundo, sobre la “inter-comunión”. Aquí debo aclarar que se trata de dos cuestiones diferentes. Primero la cuestión de la “inter- comunión” durante las tres últimas peregrinaciones mundiales de los amigos de la “Verdadera Vida en Dios”. Esas peregrinaciones son organizadas cada dos años y duran generalmente una semana. Los fieles que asisten a ellas son Cristianos de todas las denominaciones, que se reúnen para conocerse mejor y crecer en el amor del prójimo uniéndose en la oración y en su deseo común de cumplir el deseo de Nuestro Señor, de que podamos todos “…ser uno”. La cuestión de la “inter comunión”, que se produjo espontáneamente y es practicada por todos los miembros del clero y los laicos presentes, ocurrió por excepción y por “oikonomia”. Se trata únicamente de un anticipo de la plena comunión del Cuerpo de Cristo, que nos llevará finalmente, en la plenitud del tiempo, al Cáliz Común. No se trata de ninguna manera de una violación de las Santas Leyes Canónicas de nuestra Iglesia, que honoro y respecto.

En lo que se refiere a la otra cuestión, o sea mi participación a la Santa Eucaristía con los Católicos Romanos, ocurrió en la Isla de Rodas, adonde resido, y se refiere a un período de tiempo durante el cual algunos sacerdotes ortodoxos, en la televisión y desde la cátedra, me acusaron en forma repetitiva de ser una hereje, excomulgada por la Iglesia, y hasta una satanista, y que supuestamente había ofrecido sacrificios a Satanás. Esas calumnias tuvieron un efecto negativo sobre la gente y crearon una atmósfera hostil contra mí. El resultado fue que mi simple presencia durante la Santa Misa incomodaba y hasta enfurecía a algunas personas. En algunas ocasiones, corría el riesgo de ser abucheada. Entonces el Padre Rossi, un sacerdote católico, me aceptó en su Iglesia y me permitió recibir la Santa Comunión. Y en ese caso, como no era bienvenida en la Iglesia griego-ortodoxa, una vez más por excepción y por “oikonomia”, recibí la Santa Eucaristía en la Iglesia Católica Romana.

Espero que esta Confesión sea aceptable y que ayudará a establecer la verdad. Permanezco a su disposición para cualquier otra información o clarificación.

Respetuosamente,

En Cristo,

Vassiliki Ryden”

(Enviado en inglés por el Padre John Abberton a 09:40  del Domingo , 22 May 2011 en http://yorkshireshepherd.blogspot.com/2011/05/statement-from-vassula.html).

Declaración de dos arzobispos ortodoxos dando testimonio de que consideran a Vassula fiel a la fe ortodoxa  http://yorkshireshepherd.blogspot.com/2011/05/vassula-and-archbishops-seraphim-and.html enviadas por el Padre John Abberton at 07:15 Tuesday, 24 May 2011

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: