"Aclaraciones útiles"

MacKillop, de excomulgada a santa

Australia tendrá a su primera canonizada por la Iglesia.

Por Carlos Villa Roiz

Mary es considerada como una auténtica heroína, una mujer adelantada respecto a su tiempo, audaz y tenaz, y su principal misión era cuidar a los demás.  El próximo 17 de octubre, Australia tendrá su primera santa: Mary MacKillop (1842-1909), la religiosa que fundó las primeras escuelas para aborígenes en tiempos en que los nativos aún eran despojados de sus tierras y vistos como objetos de estudio por parte de los antropólogos europeos.

Mary MacKillop fue la cofundadora de las Religiosas de San José, sierva de los pobres y analfabetos, cuya superiora actual, la hermana Anne Derwin, ha declarado que “MacKillop es reconocida como una de las auténticas heroínas australianas. Era una mujer adelantada respecto a su tiempo, audaz y tenaz, y no dejaba que nada le impidiera su cuidado por los demás”. Aunque la futura santa es poco conocida a nivel internacional, se le ha mencionado con frecuencia en torno a la vida de la rubia actriz Nicole Kidman, quien regresó al catolicismo para poderse casar con el cantante de música country Keith Urban, y desde entonces, con frecuencia acude en la ciudad de Sydney al templo dedicado a Mary MacKillop.

EN DEFENSA DE LOS ABORÍGENES

Mary MacKillop nació en Melbourne, Australia, el 15 de enero de 1842, en una familia de migrantes escoceses. En un pueblo llamado Penola conoció al párroco J. E. Tenison-Woods, quien dirigía una escuela, pero desde su parroquia tenía que atender a la población repartida en una superficie tan amplia como Inglaterra, así que deseaba fundar una orden religiosa para que le ayudara en sus tareas. Mary fue la primera integrante de la naciente comunidad enfocada a la población rural. En 1866, ella y su hermana abrieron una primera escuela en terrenos de una caballeriza que estaba en desuso, ubicada en Penola; allí nació la congregación de las Hermanas de San José del Sagrado Corazón. Posteriormente abrió casas para atención de solteras, embarazadas, para las mujeres que salían de la cárcel, ancianos, indigentes y para los hijos de los obreros. MacKillop dio especial atención a los aborígenes, a quienes visitaba en sus apartadas comunidades y a quienes trataba con respeto como hasta ese momento nadie lo había hecho; les enseñaba a leer y escribir, así como algunos oficios. Su extraordinaria obra educativa despertó envidias y calumnias, incluso dentro de la propia Iglesia, y esto influyó para que el obispo de Adelaida la excomulgara. Mary respondió con obediencia, aunque aseguraba que esta represión era “peor que una condena a pena de muerte”. El tiempo dio la razón a MacKillop y el obispo reconoció su error y la volvió a acoger en la comunión con la Iglesia. Ella murió el 8 de agosto de 1909 y para esa fecha había 109 casas de religiosas en su comunidad con 650 monjas que atendían a 12 mil 400 niños en 117 escuelas que estaban ubicadas en Australia y Nueva Zelanda. Hoy la comunidad agrupa a más de mil religiosas que adoptaron el lema: “Nunca dejar una necesidad sin hacer algo para remediarla” y están presentes en Australia, Nueva Zelanda, Irlanda, Perú, Escocia y Brasil. Benedicto XVI, durante la Jornada Mundial de la Juventud de 2008, en Australia, visitó su tumba y habló de “su perseverancia frente a la adversidad, sus intervenciones para defender a cuantos eran tratados injustamente y su ejemplo concreto de santidad”. La canonización tendrá lugar en la Plaza de San Pedro en el Vaticano el 17 de octubre.

ECUMENISMO Y EXCOMUNIÓN

La postuladora para la canonización de Mary MacKillop, la hermana Mary Casey, defendió la fidelidad de la religiosa hacia la Iglesia sosteniendo que ella “nunca permitió que alguna de sus hermanas hablara mal de un sacerdote u obispo”, a pesar de que fue excomulgada. MacKillop era muy apreciada en Australia y entabló amistad a todos los niveles sociales. Por ejemplo, Joanna Barr Smith, anglicana, escribió sobre la vida de Mary: “Viviendo o muriendo, yo soy siempre la misma para ti y estoy orgullosa de mirar atrás en estos casi 40 años de amistad”. Después de su beatificación el primer ministro de Australia, Paul Keating, dio un mensaje al Parlamento el 21 de enero de 1995: “Las cualidades que ella consagró: Apertura y tolerancia, valentía, persistencia, fe y amor hacia los demás, son cualidades que deben vivir las naciones, ya sea personal o comunitariamente”. Mary MacKillop deseaba que las hermanas de su comunidad vivieran bajo el gobierno de una superiora general y no del obispo local. Además, quería que vivieran como los pobres, en comunidades de dos o tres hermanas y en lugares lejanos, donde tanto la misa como los sacramentos no siempre estuvieran al alcance de la gente. Tenía una visión continental cuando en Australia apenas surgían colonias individuales. Estos factores influyeron en su excomunión, pero su situación se agravó con un mal entendido, cuando uno de los consejeros del obispo le dijo a Mary que el obispo quería que regresara inmediatamente a la zona rural. Mary respondió que ella necesitaba verlo antes de regresar allí. Su respuesta fue comunicada al obispo como un rechazo a su petición. Sus consejeros le recomendaron excomulgarla y así lo hizo. Cuando Mary fue excomulgada, a las otras hermanas se les prohibió hablar con ella y muchas fueron alejadas de la congregación. Ella fue acogida por amigos, entre ellos hombres de negocios judíos que le proporcionaron una casa. Los jesuitas se dieron cuenta de la injusticia y continuaron suministrándole los sacramentos.

Cinco meses después de la excomunión, el obispo comprendió su error y desde su lecho de muerte envió a un sacerdote para que cancelara la sentencia. Durante el tiempo de excomunión, Mary nunca pronunció una palabra contra el obispo y siguió orando por él.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: